Un mal trago sin vacaciones

La Cámara Civil ratificó una condena contra una empresa embotelladora y la distribuidora de bebidas impulsada por un consumidor quien encontró una “tapa metálica” en el interior de una gaseosa. La sentencia fijó una indemnizacion de $30.000 y el actor se quejó: “no es suficiente ni para cubrir el costo del traslado y el alojamiento para un viaje a un balneario de la Costa Atlántica”.

Fuente: http://www.diariojudicial.com/nota/92099/civil/un-mal-trago-sin-vacaciones.html

continuar leyendo