Un celular que funcione

Una empresa de celulares y el fabricante de un equipo fueron condenados civilmente por venderle a la usuaria un producto defectuoso, y luego reemplazarlo por otro equipo también en condiciones defectuosas. La indemnización se fijó en $117.000 en concepto de daño material, moral y punitivo. 

Fuente: http://www.diariojudicial.com/nota/84431/civil-y-comercial/un-celular-que-funcione.html
Compartir

continuar leyendo