"Tenemos juzgados con jueces designados que no funcionan porque no hay edificios"

Sergio Gago, juez en lo Correccional a cargo del Juzgado en lo Correccional Nº3 de La Matanza y presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de La Matanza, dialogó con Tiempo Judicial sobre la situación del Poder Judicial en la provincia de Buenos Aires, en su territorio y sobre los cuestionamientos a la justicia.

Si bien la pandemia afectó a todos ¿Cómo se acomodó el Poder Judicial?

Cuando se presentó la pandemia estaba en un juicio oral, tome todas las precauciones que en ese momento eran casi intuitivas. Ese mismo día en el juicio sale la medida del cierre de los tribunales. Se hizo una gran toma de decisiones por parte de la Suprema Corte provincial, en el sentido de la digitalización de los expedientes y la organización del teletrabajo, con lo cual la provincia mostró que todo lo previo que se hizo con la tecnología fue una gran base de ayuda para poder implementar en poco tiempo todo el trabajo a distancia. 

¿Estaba preparado el sistema judicial bonaerense?

La provincia, contra todos los pronósticos y circunstancias presupuestarias pésimas, comparadas con otras jurisdicciones del país, se puso un poco a la vanguardia y en muy poquito tiempo todos pudimos empezar a implementar estos recursos tecnológicos. El proceso, en el foro penal y en todo lo demás fueros, esencialmente se tiende a la oralidad y a la presencialidad. Destacó un tremendo esfuerzo, voluntarismo y vocación de servicio por la inmensa mayoría de los colegas, de los funcionarios y de los empleados para poder hacer esto realidad.

¿Se aprendió rápido como realizar el trabajo en este formato?

No sabíamos cómo era el teletrabajo y cómo se podían firmar expedientes, cómo se digitalizaron causas que venían de las comisarías. Pero también hay una implementación de “atalo con alambre” que hay que decirlo objetivamente. La Corte salió a organizar algo que estuvo bien, pero lo hizo con los recursos insuficientes y dejándonos a todos en la necesidad de empezar nosotros a comprar insumos personales. Al día de la fecha, en la inmensa mayoría de los órganos judiciales, se hacen audiencias mediante cámaras web que compramos desde la Asociación, realizando gastos que no estaban dentro del presupuesto.

¿Es un gran problema el del presupuesto en la provincia?

Venimos trabajando hace tiempo con una bandera del Colegio como una cuestión estratégica en el tema del presupuesto y la autarquía. No nos sorprendió la falta de presupuesto, estamos absolutamente acostumbrados a trabajar en estas condiciones. Hace más de 35 años trabajo en el Poder Judicial, he presenciado derrumbes de techos en despachos, he trabajado en lugares prácticamente insalubres.

¿Y cómo afecta esto en un territorio tan grande?

La Matanza particularmente es el partido más poblado de toda la provincia, de hecho, es la única departamental que solamente tiene un partido. Si se calcula la cantidad de órganos en función de la cantidad habitantes y la cantidad de litigios, la Matanza es perjudicada en ese sentido. Destacó que si bien hay noticias policiales de hechos gravísimos en La Matanza, es muy excepcional que veas cuestionamientos al accionar de los jueces penales en esas causas, es como para tener presente que a pesar del enorme caudal de índices delictivos, la respuesta judicial no aparece como el inicio del conflicto.

el presidente del Colegio provincial, Pablo Noel, y los vicepresidentes Claudio Santagati y Sergio Gago, se reunieron de manera presencial, con el presidente de la SCBA, Daniel Soria.

Imagino que deben tener otros problemas…

La ausencia de edificios. A pesar de que fue comprado un predio enorme, al no haber nunca haberse terminado las obras, tenés todos los juzgados en casas alquiladas dispersas por la ciudad de San Justo y por Laferrere. No es raro ver personas detenidas esposadas caminando por la calle con custodia, donde las casas alquiladas no responden al mínimo estándar que tiene que tener una dependencia judicial. Donde frente a la pandemia esto implicaba la acumulación de gente en una mesa de entrada, pasillos angostos, ascensores pequeños. Además, agrégale que tampoco hay edificaciones para alquilar, hay órganos que nunca se pusieron en funcionamiento por la falta de edificios.

Otro dato curioso es que en Matanza hay juzgados actualmente en edificios con trámites de desalojos y con desalojos dispuestos.

¿Cómo es eso?

Los dueños no cobran o que no le devuelven el edificio, porque funciona un juzgado. Las inmobiliarias de la zona ya no la alquilan al Poder Judicial. No tenés edificio, no tenés construcciones, no hay edificios privados y las inmobiliarias ya no quieren alquilar. Tenés por ejemplo dos juzgados de familia, creados por ley, y con jueces designados hace tres años sin funcionamiento porque no hay edificios.

En los últimos años la Justicia fue señalada socialmente. ¿Por qué?

El cuestionamiento existe, eso es indudable, y la imagen de la justicia es mala. Según las últimas encuestas estábamos en los primeros lugares, por no decir el primero, pero hay que hacer mucha diferenciación porque la gente y los medios, a mi modo de ver, tienen una visión muy sesgada.

¿En qué sentido?

Es un error hablar de Justicia. Nosotros prestamos un servicio para el cual nos capacitamos, para resolver casos conforme a la ley y a la Constitución. Para dar el servicio tenemos que capacitarnos, concursar, es el único poder del Estado que para acceder a un cargo tenés que concursar, dar exámenes. Y no somos la justicia, somos quienes prestamos el servicio y estamos convencidos de que no hay otro sector que pueda prestarlo en estos términos. Hay tantos poderes judiciales como provincias, no todos son iguales y generalmente lo que uno ve en los medios refleja, en la mayoría de los casos, lo que sucede en la jurisdicción de Buenos Aires. Entonces, lo que se ve, si vos tenés en cuenta que hay más de 20 jurisdicciones y solamente se habla parcialmente de una, la visión estaba bastante parcializada.

¿Entonces no hay autocríticas?

Que la justicia debe mejorar, estamos convencidos y depende un montón de factores. Nosotros desde el Colegio Provincial señalamos otro tema estratégico y es la cuestión comunicacional, para que la gente pueda percibir la realidad y pueda interpretar que no todo lo que sale en la tele es exactamente lo que puede reflejar todo el Poder Judicial del país, que es mucho más complejo. También tenemos capacitación y programas, sobre todo en materia de género.

Juicio en pandemia en el partido de La Matanza.

También la cuestión de género es uno de los ejes que más se critica…

El Poder Judicial es parte, pero no es el único responsable de las situaciones que suceden, porque la respuesta tiene que venir de todos los órganos del Estado y tiene que haber un compromiso de la misma sociedad. Si vos te pones analizar las herramientas que tiene la justicia de Familia frente al flagelo de la violencia de género, vas a notar que es muy acotado, teniendo en cuenta que muchos agresores matan y se inmolan. A veces un juez de familia tiene la denuncia de una amenaza y dispone un perímetro con personas que están dispuestas a sorprender, engañar e inmolarse en el acto de matar. Son fundamentalistas de la muerte y eso es prácticamente inmanejable.

¿Y qué se puede hacer?

Siempre estamos tratando desde los colegios de magistrados de buscar herramientas para concientizar y optimizar los recursos que tenemos, pero en esta lucha están comprometidos muchos órganos del Estado. Hay que tener presente que, en definitiva, el delito es algo que surge cuando todo lo demás falló. Si suceden los hechos es porque hubo otras funciones del Estado que no pudieron prevenir. Y la prevención no es una función del Poder Judicial que actúa con un hecho consumado.

Me gustaría preguntarte sobre la relación con la Suprema Corte de la provincia

El contacto con la Corte, e incluso con los demás poderes, es de permanente diálogo y ha sido muy constructiva. Ha reconocido, incluso por resoluciones y acuerdos, la legitimidad del Colegio de Magistrados para sentarse a hablar de todas estas cuestiones, y en este sentido la relación es óptima. Eso no quita que nosotros no podamos tener una valoración positiva de muchas acciones y también hay un saldo deudor que entiendo también que la Corte es cautiva de una cuestión presupuestaria que no maneja ella.

¿Cuál sería un buen parámetro para terminar el 2021?

Lo que esperamos, en primer lugar, es que sea vacunado todo el mundo. Pero, en este sentido nosotros jamás fuimos diferenciados y a pesar de que hubo criterios distintivos correctamente primero con el servicio de salud y con ciertos organismos estratégicos, la realidad es que el Poder Judicial nunca se lo considera estratégico. Nosotros estamos trabajando presencialmente, más allá de la herramienta de teletrabajo, siempre solicitamos que deberíamos haber sido evaluados por lo menos en algunos casos como estratégicos.

La entrada “Tenemos juzgados con jueces designados que no funcionan porque no hay edificios” se publicó primero en Tiempo Judicial.

Fuente: http://tiempojudicial.com/2021/07/13/tenemos-juzgados-con-jueces-designados-que-no-funcionan-porque-no-hay-edificios/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=tenemos-juzgados-con-jueces-designados-que-no-funcionan-porque-no-hay-edificios

continuar leyendo