Schiaretti ratificó el rumbo y descartó un default de la deuda

Aseguró que pese a la crisis sostendrá los programas sociales en marcha y también el de obras. Se diferenció el presidente Alberto Fernández al señalar que Córdoba “cumplirá” con el pago de los créditos obtenidos. Sin embargo, admitió el impacto de la crisis. Insistió en que trabajará junto a la Nación

El gobernador Juan Schiaretti ratificó que mantendrá en sus próximos cuatro años de gobierno las principales políticas implementadas durante su anterior gestión “aún pese a la crisis”.
En paralelo, dijo “trabajaremos juntos” con el nuevo Gobierno nacional para que el país “pueda salir de la pobreza” y “superar la grieta” entre los argentinos.
Asimismo, aseguró que su administración no imcumplirá el pago de los vencimientos de deuda, tal como sí lo deslizó el presidente Alberto Fernández.
“Vamos a cumplir con los créditos obtenidos que ayudaron a construir esta Córdoba”, dijo. La aseveración llegó aún luego de admitir que, por la crisis, Córdoba había perdido el equivalente a un mes de recaudación.
Con todo, confirmó que mantendrá el plan de obras en marcha que, según indicó, fue el mayor de la historia con un total erogado de 5.595 millones de dólares, de los cuales 2.070 millones de dólares se obtuvieron mediante crédito externo y el resto fueron “fondos genuinos”.
Schiaretti habló ayer durante 23 minutos en el marco del discurso posterior a la jura en la que asumió un nuevo mandato al frente de la Provincia, el segundo consecutivo y el tercero como gobernador. Previamente, había jurado su vice, Manuel Calvo.

“No hace falta enumerar las acciones ejecutadas ya que están a la vista”, dijo en uno de los párrafos de su discurso, para luego señalar que en 52 días, esto es el primero de febrero, cuando encabece la apertura de un nuevo período de sesiones ordinarias de la Legislatura, será el tiempo de puntualizar los objetivos para 2020.
Esa expresión resumió en buena medida el derrotero de su discurso.
No hubo grandes anuncios. De hecho, transitó principalmente sobre ejes conceptuales, para luego avanzar en un decálogo de los logros y lo que queda por delante aunque sólo a modo de enunciados.
Schiaretti aseguró que asume la gestión “con nuevos desafíos”, dijo que su victoria con casi 60% de los votos no le otorga la suma del poder público y ratificó que respetará la división de poderes y los derechos humanos. En esa línea, aprovechó para reiterar que posiciones mesiánicas del pasado desembocaron en la última dictadura que se llevó a 30 mil desaparecidos, postura que asume y explicita en cada discurso que le toca encabezar.
El gobernador avanzó luego en ponderar los logros de la hoy alianza Hacemos por Córdoba desde 1999. ·”En estos últimos 20 años Córdoba viene progresando” y en los últimos cuatro “dio un paso cualitativo en obras que nos ponen en inmejorables condiciones de cara al futuro, para atraer inversiones y generar el trabajo que tanto hace falta”.

“Hemos sentado las bases del progreso de la Córdoba de las próximas décadas, la del siglo 21”, señaló y reseñó parte de esas iniciativas, entre ellas gasoductos, autovías, escuelas y hospitales, entre otros.
Asimismo, Schiaretti reivindicó el rol del Estado como “el único que garantiza justicia social. Por eso no descuidamos a los sectores más vulnerables, las pymes y las grandes inversiones que eligieron a Córdoba para trabajar y producir”.
Luego de recordar el plan de obras y que honrará los compromisos con los acreedores, señaló que “esto lo hicimos entre todos, y queremos que sea para todos. Por eso continuaremos con los planes estratégicos en las áreas que determinan el progreso con justicia social de la provincia”,
Acto seguido, enumeró ejes temáticos y algunos planes por delante en cada área. Finalmente, luego de ratificar que trabajará en conjunto con la Nación, consideró que “hoy más que nunca y entre todos, cuidemos a Córdoba”, frase con la que hoy publicita la nueva etapa de su gestión.

Fuente: https://comercioyjusticia.info/blog/economia/schiaretti-ratifico-el-rumbo-y-descarto-un-default-de-la-deuda/
Compartir