Reclaman aplicar el principio de prevención en materia de competencia de alzada

El fiscal Adjunto Pablo Bustos Fierro consideró necesario rever el criterio de distribución de causas en la alzada para reducir el “desgaste jurisdiccional” en los tribunales y evitar mayores perjuicios al justiciable

El fiscal Adjunto de Córdoba, Pablo Bustos Fierro, pidió al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) un cambio de criterio en materia de competencia que siga el “principio de prevención”, con el objetivo de agilizar y optimizar la resolución de las causas.
Lo hizo en el marco de la causa “Vargas David Elías -Beneficio de litigar sin gastos”, en la cual la Cámara 4ª Civil y Comercial sorteada para resolver la apelación de la sentencia definitiva decidió no avocarse y ordenó la remisión directa por SAC a la Cámara 9ª, por ser la que intervino anteriormente en los autos conexos, aunque en este tribunal sólo se resolvió el desistimiento del recurso de apelación del actor.
La Cámara 4ª aseguró que si bien no desconocía la jurisprudencia del TSJ en “Álvarez Pooley SA”, entre otros, consideró que era conveniente una “revisión de esa postura”, al considerar que la regla que la sostiene conduce a situaciones no queridas, en desmedro de los derechos de los litigantes.
La resolución fue resistida por la Cámara 9ª, que resolvió no avocarse y explicó que su anterior intervención sólo consistió en resolver el desistimiento del recurso de apelación y que no existió de su parte pronunciamiento sobre el fondo del asunto. Por ello, entendió su decisión encuadrada en la doctrina asentada por el TSJ. En consecuencia, elevó los autos a éste para que dirimiera la cuestión competencial.

El resto del contenido sólo es accesible para usuarios suscriptos al diario. Si estás suscripto, iniciá sesión con tu
usuario/e-mail y tu contraseña.
O podés enviar una solicitud de suscripción desde aquí.

Cambio de criterio
Al dictaminar, Bustos Fierro consideró que le asistía razón a la Cámara 4ª, por ser la que primero intervino (aunque haya sido en su conexo y decidiendo un desistimiento de la apelación). Entendió que dicho avocamiento importó un acto de prevención jurisdiccional que fijó “definitivamente” su jurisdicción sobre el caso.
En este contexto, Bustos Fierro solicitó al TSJ que revisara el criterio de distribución de causas en la alzada. Argumentó que el “mejor camino” es aplicar el “principio de prevención” para así fortalecer el de economía procesal, al agilizar y optimizar la resolución de causas con eficiencia y eficacia.
En síntesis, el funcionario subrayó: “Si se interpuso un recurso de apelación y en la Cámara se declara la deserción técnica del recurso, o perención de instancia, o la mala concesión, o alguna otra casuística similar, igualmente queda consolidada la competencia de dicha Cámara, para entender en los ulteriores recursos que surjan”.

Conveniencia práctica
El funcionario fundó su decisión en los principios de “prevención, inmediación, economía procesal, concentración y celeridad”. Así, Bustos Fierro destacó la necesidad de reducir el “desgaste jurisdiccional” en los tribunales y evitar mayores perjuicios al justiciable, quien se ve obligado a esperar la resolución de “cuestiones ajenas a su litis”.
Consideró inapropiado que la segunda o tercera cámara sorteada por el SAC para resolver lo sustancial deba conocer “de cero” las partes y su conflicto, cuando ya lo ha desentrañado la cámara anterior.
Alertó, a su vez, sobre que en su despacho de Fiscalía ingresaron cinco expedientes con la misma temática conflictiva y similares argumentos en pugna.
Por último, aclaró: “(El pedido) no contradice las máximas constitucionales del juez natural ni las reglas de la competencia. Ellos son institutos de orden público que no se encuentran involucrados en este conflicto que por sus propias particularidades procesales son de un exclusivo tinte práctico”.

Postura del TSJ

El Alto Cuerpo considera que sólo cuando una cámara ha fallado la materia llevada en apelación y se pronunció respecto de la pretensión objeto del juicio (sea una cuestión incidental o el fondo mismo del asunto), queda establecida la prevención para seguir interviniendo en los futuros recursos de apelación; lo que no sucedería si sólo estuvo “investida formalmente de competencia”, por ejemplo, ante un desistimiento o una deserción por falta de presentación de la expresión de agravios; o de una perención de segunda instancia. /11privado]

Fuente: https://comercioyjusticia.info/blog/justicia/reclaman-aplicar-el-principio-de-prevencion-en-materia-de-competencia-de-alzada/
Compartir