Mendoza inauguró el Polo Judicial, la cara visible de la cirugía mayor en el fuero Penal

Más del 80% de los fondos fueron destinados por el Gobierno de Mendoza luego de que quedara a mitad de camino el compromiso de Justicia de la Nación de la era Macri de solventar gran parte de la empresa. El Polo Judicial Penal del Gran Mendoza es la obra pública vinculada a la Justicia más importante de los últimos 60 años, solo antecedida por el Palacio Judicial edificado en los ´60.

Se ubica en la Ciudad, a espaldas de la histórica penitenciaría de Boulogne Sur Mer. La totalidad del proyecto incluye otras dependencias que ya funcionan: un centro de detención transitoria y un túnel de 300 metros para trasladar a los procesados y penados hasta las salas de audiencias.

Para 2021 quedó pendiente de terminación y
apertura el edificio destinado al Ministerio Público Fiscal, organismo que a
partir de las reformas judiciales tiene a cargo de la investigación de los
delitos criminales a través de las Unidades Fiscales Investigativas.

El Polo Judicial Penal tiene dos padres, entendiendo como tales a quienes militaron activamente una serie de cambios urgentes en un fuero Penal que estaba súper devaluado por la gran cantidad de procesados a la espera de un juicio y por lo cada vez más extensos de los plazos en la instrucción penal preparatoria para elevar las causas penales a debate.

Alfredo Cornejo, actual legislador nacional y presidente de la UCR, y José Valerio, juez de la Suprema Corte de Mendoza, podrían ser considerados los padres del Polo Judicial Penal.

El primero porque en su rol de gobernador de Mendoza (2015 y 2019) y ministro de Seguridad en dos etapas, impulsó desde el Poder Ejecutivo una serie de cambios estructurales que le proponía Valerio: la oralidad de las audiencias penales y la instauración del juicio por jurado popular, entre otras.

“Esta infraestructura representa el hito de la manera de administrar justicia. Con oralidad, publicidad, transparencia y ejercicio efectivo de la función ciudadana de juzgar”, explicó a Tiempo Judicial, José Valerio, en la recorrida realizada por el nuevo polo judicial penal en la provincia cuyana.

Este martes Cornejo no solo asistió como
candidato a diputado nacional a un acto inaugural copado por la política
mendocina, especialmente por el oficialismo de Juntos por el Cambio. También
fue a sabiendas de que gran parte del mérito por el nuevo Polo Judicial era
suyo.

En diálogo con periodistas, el jefe de la UCR nacional destacó cómo se revirtió, en los últimos años, aquel panorama que se presentaba ruinoso para el fuero Penal de Mendoza. Y llevó algunas cifras: ahora, apenas el 20% de los procesados por delitos penales esperan ser juzgados, algo que años atrás rozaba el 80%.

La actividad

Ya comenzaron a trabajar los jueces penales colegiados, quienes se mudaron dejando sus antiguos despachos del Palacio Judicial situado en el Barrio Cívico, frente a Casa de Gobierno y a pocos pasos de los tribunales federales de Mendoza. Se celebraron las primeras audiencias y en los próximos días se hará el primer debate oral y público.  

En otro sector del edificio se habilitaron
cuatro salas para desarrollar otra modalidad de juicios: la que está a cargo de
los jurados populares. Hay dos que han sido especialmente edificadas y
diseñadas para recibir gran cantidad de público. Una de ellas será destinada,
durante la segunda quincena de octubre, al juicio por jurado popular al israelí
Nicolás Gil Pereg, conocido como el hombre que se cree gato y que está acusado
de haber asesinado a la madre y a la tía en 2019 en Guaymallén, a diez
kilómetros de la capital mendocina.

En el Polo Judicial Penal no se utilizan expedientes de papel: todo está digitalizado.

“Este nuevo edificio es parte de un modelo, de una visión de futuro, de la concreción de un ideal de administración de justicia de Mendoza, que se forjó de manera colaborativa entre los 3 poderes del estado. Sin esta coordinación los cambios son imposibles”, expresó Dalmiro Garay, presidente de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza.

La apertura del Polo Judicial implica que
los tribunales del fuero penal desocupen casi la mitad del Palacio Judicial de
Mendoza. Esos espacios serán reocupados por tribunales tributarios y cámaras de
apelaciones en lo Civil y Comercial por lo cual el Poder Judicial de Mendoza
dejará de gastar varios millones de pesos en concepto de alquiler de seis
propiedades donde algunas dependencias funcionaban de manera aislada. Esa
capacidad de ahorro, más aun en tiempos de crisis, fue valorada largamente por
el gobernador Rodolfo Suarez en el discurso de apertura.

“Esta obra significa mucho más que una gran obra pública resuelta de manera exitosa, en medio de circunstancias extraordinarias. Constituye un mensaje que apunta a mostrar la centralidad de la justicia y el orden en Mendoza”, dijo Rodolfo Suarez, gobernador de Mendoza.

Dalmiro Garay, presidente de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza.

El Polo Judicial en números

. La obra completa requirió una inversión
de casi $3.120 millones

. Tres años (con uno de pandemia)
demandaron los trabajos

. La Estación Transitoria de Detenidos y
Aprehendidos tuvo un costo de casi $294 millones

. El edificio del Ministerio Público Fiscal
requirió casi $1.620 millones

. El edificio de la Suprema Corte de
Justicia tuvo un costo de más de $1.205 millones

. El predio tiene una superficie total de
97.100 m²

. La superficie cubierta es de 17.000 m²

. El edificio inaugurado este martes cuenta
con 25 salas de audiencias

. Cuatro de éstas serán destinadas a los
juicios por jurado populares

La entrada Mendoza inauguró el Polo Judicial, la cara visible de la cirugía mayor en el fuero Penal se publicó primero en Tiempo Judicial.

Fuente: http://tiempojudicial.com/2021/10/01/mendoza-inauguro-el-polo-judicial-la-cara-visible-de-la-cirugia-mayor-en-el-fuero-penal/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=mendoza-inauguro-el-polo-judicial-la-cara-visible-de-la-cirugia-mayor-en-el-fuero-penal

continuar leyendo