Lorenzetti: "El pueblo de la Nación, a quienes nos debemos, espera de la Corte Suprema de Justicia decisiones mesuradas"

“Habiendo tomado conocimiento del acuerdo celebrado sin la participación de la Dra Highton y del suscripto, estimo necesario expresar en un voto la posición histórica de la Corte, conforme con precedentes que cito, de la siguiente manera”, inició la carta el ex presidente de la Corte Suprema durante 12 años crítico de los otros ministros Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda. La foto que ilustra la nota es de su presidencia en la cual si había diferencias eran solucionables y privadas, no públicas como hoy en día.

Recordemos que la tensión que vive la Corte Suprema se vive desde la nueva composición cuando el ex presidente Mauricio Macri envió dos propuestas de nuevos integrantes tras sendos fallecimientos y renuncias.

La llegada de Rosenkrantz a la presidencia pateó el tablero para todos ya que sacó de la presidencia sorpresivamente a Lorenzetti y cambió la forma de poder. Propicia una forma “colegiada” de conducción del Máximo Tribunal, que justamente no ocurrió el pasado jueves cuando no se respetó la ausencia de una ministra de extensa trayectoria como Elena Hghton de Nolasco y tampoco el preaviso de Lorenzetti para realizar otro día el acuerdo para elegir al nuevo titular.

La elección de Rosenkrantz también había dejado expuesta la fractura en la Corte donde hay dos exponentes que con vaivenes definen la elección. Ellos son Elena Highton y Juan Carlos Maqueda. El histórico duhaldista de perfil bajo viene siendo clave en ambas elecciones, primero dándole la espalda a Rosenkrantz pero ahora apoyando a Rosatti con Rosenkrantz.

Se podrían pensar dos grupos: Highton y Lorenzetti vs. Rosatti y Rosenkrantz. Con Maqueda en clave política y jugando a dos puntas.

¿Por qué? En 2018, Lorenzetti perdió el apoyo de sus colegas de la Corte en una votación cerrada, en la que solo logró el apoyo de Juan Carlos Maqueda. En la otra vereda se alinearon Rosenkrantz, Horacio Rosatti y Elena Highton, que también en 2018 apoyó la salida de Lorenzetti para que ingrese Rosenkrantz, y ahora en 2021 quedó en soledad al no asistir al acuerdo en “desacuerdo” con la votación realizada sin..Lorenzetti.

Tras la “elección” del 23 de septiembre, Lorenzetti envió el viernes una carta a sus colegas a la que accedió Tiempo Judicial en la que detallo su fastidio: “Que la decisión adoptada en el acuerdo del día jueves 23 de setiembre se asemeja notablemente a un caso similar ocurrido con ocasión de la elección del Dr Nazareno, reflejada en la acordada 27/2000. Lamentablemente repite uno de los vicios de algunos de los jueces de aquella composición del Tribunal, moral y jurídicamente descalificados, y que se habían superado hace más de una década”.

Julio Nazareno fue designado por el ex presidente Carlos
Menem en 1990 ministro de la Corte Suprema, cuando el presidente amplió el
número de jueces de cinco a nueve (Nazareno, Adolfo Vázquez, Eduardo
Moliné O’Connor, Guillermo López y Antonio Boggiano).

Lorenzetti comparó esta elección reciente con la emitida por Nazareno que a pedido del presidente Menem daba el aval a los pedidos del Poder Ejecutivo con los votos de la denominada “mayoría automática” como por ejemplo para avalar las privatizaciones del menemismo.

Esta decisión supuso que los jueces afines votaran a favor
de varias de las medidas más polémicas del presidente de entonces, entre ellas
la privatización de Aerolíneas Argentinas y la absolución del actual
mandatario en el llamado “Caso Macri”, un caso de contrabando de
autopartes, tras las irregularidades detectadas en la firma Sevel que Mauricio
Macri conducía junto con su padre, Franco Macri. 

Y cuestionó también los “autovotos” ya que para votar un presidente de la Corte se necesitan tres votos y al estar ausentes Highton y Lorenzetti, sumaron los votos de Maqueda y Rosenkrantz má el “autovoto” de Rosatti como nuevo titular de la CSJN por tres años a partir del 1 de octubre.

“Se podría haber evitado simplemente con hacer ese
acuerdo el martes 28 de septiembre”, al tiempo que señaló “el pueblo
de la Nación, a quienes nos debemos, espera de la Corte Suprema de Justicia de
la Nación, decisiones mesuradas, que brinden seguridad jurídica y seriedad a
fin de proteger a los ciudadanos”. 

“Todos sabían que el suscripto estaba representando al país en la reunión de un organismo internacional (UNIDROIT) con la participación de juristas de todos los continentes. Es decir, no era una tarea privada, sino institucional. Por lo tanto, era posible tratar el tema el día martes 21 o martes 28”, aclaró Lorenzetti sobre su imposibilidad para asistir al acuerdo convocado por Rosenkrantz de urgencia para el 23 de octubre donde finalmente se selló lo anticipado, Rosatti presidente.

La carta completa

“Estimados
colegas:

Habiendo
tomado conocimiento del acuerdo celebrado sin la participación de la Dra
Highton y del suscripto, estimo necesario expresar en un voto la posición
histórica de la Corte, conforme con precedentes que cito, de la siguiente
manera: 

Que
la decisión adoptada en el acuerdo del día jueves 23 de setiembre se asemeja
notablemente a un caso similar ocurrido con ocasión de la elección del Dr
Nazareno, reflejada en la acordada 27/2000.

Lamentablemente
repite uno de los vicios de algunos de los jueces de aquella composición del
Tribunal, moral y jurídicamente descalificados, y que se habían superado hace
más de una década. Se había logrado una confianza, transparencia y
participación que este tipo de actos afecta gravemente. 

Que
la designación de autoridades por medio de acuerdo extraordinario es irregular.
Normalmente se celebra por acuerdos ordinarios, y no se llevó el tema el martes
21. Un día después, el miércoles 22, nada había cambiado, y por la tarde se
llamó a un acuerdo extraordinario para el jueves 23, con menos de 24 hs de
anticipación. Todos sabían que el suscripto estaba representando al país en la
reunión de un organismo internacional (UNIDROIT) con la participación de
juristas de todos los continentes. Es decir, no era una tarea privada, sino institucional.
Por lo tanto, era posible tratar el tema el día martes 21 o martes 28. No había
urgencias, ni obligación legal, y no hubo mala voluntad ni deseos de no
asistir. Por otra parte, existieron numerosas oportunidades en que los acuerdos
fueron postergados por el sólo pedido de un ministro. Por lo tanto, negarse a
tratar el tema en el acuerdo ordinario, y no postergar el convocado, violó la
tradición de la Corte en la materia y las reglas de la cortesía. 

Que
esa decisión apresurada los obligó a la designación del Presidente y del
Vicepresidente con la sola presencia de tres jueces, votándose a sí
mismos. 

Ello
“no es ético no razonable” como lo señalara el Juez Petracchi de manera clara y
contundente (Acordada 27/2000) y se podría haber evitado simplemente con hacer
el acuerdo el jueves 23 o el martes 28 de setiembre de 2021.

El
“autovoto” ha sido censurado por la opinión del Juez Petracchi en aquella
decisión, y ello fue confirmado por lo sucedido con posterioridad, porque puso
en duda tanto la existencia de una mayoría en la decisión derivada de votarse a
sí mismo, sino también la legitimidad del acto. Fue una opinión que todos hemos
valorado como éticamente correcta y conforme a derecho. 

Por
lo tanto, deseo dejar expresado claramente que ese tipo de actos contradice los
precedentes y la tradición de la Corte Suprema, y ha afectado el prestigio de
la institución y de la elección misma. 

El
pueblo de la Nación, a quienes nos debemos, espera de la Corte Suprema de
Justicia de la Nación, decisiones mesuradas, que brinden seguridad jurídica y
seriedad a fin de proteger a los ciudadanos”
.

La entrada Lorenzetti: “El pueblo de la Nación, a quienes nos debemos, espera de la Corte Suprema de Justicia decisiones mesuradas” se publicó primero en Tiempo Judicial.

Fuente: http://tiempojudicial.com/2021/09/27/lorenzetti-el-pueblo-de-la-nacion-a-quienes-nos-debemos-espera-de-la-corte-suprema-de-justicia-decisiones-mesuradas/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=lorenzetti-el-pueblo-de-la-nacion-a-quienes-nos-debemos-espera-de-la-corte-suprema-de-justicia-decisiones-mesuradas

continuar leyendo