"Las estructuras de poder están preparadas para que los roles dominantes los desarrollen los hombres"

La Defensoría General de la Nación realizó un informe que reveló “sesgos de género” en la tramitación de concursos para designar defensoras y defensores. “Aunque las mujeres integran 8 de cada 10 ternas elaboradas sólo fueron designadas en el 33 % de las veces tenemos que construir un nuevo paradigma, en el que las mujeres sepan que pueden y, a su vez, reclamen ese lugar de lideresas que naturalmente deberían tener”, dijo la defensora General de la Nación Stella Martínez, durante la presentación del informe.

El informe fue realizado por la Comisión sobre Temáticas de Género de la defensoría y analizó los datos que registró la Secretaría de Concursos de la DGN en 145 concursos realizados entre 2008 y 2019. En esos once años el informe detalla que, pese a ser un organismo en el que las mujeres constituyen el 58% de la integración total, en los concursos la participación de estas sólo alcanza el 36%.

“Es evidente que las estructuras de poder, y en particular las del sistema de administración de justicia, están preparadas para que los roles dominantes los desarrollen los hombres, por eso tenemos que construir un nuevo paradigma, en el que las mujeres sepan que pueden y, a su vez, reclamen ese lugar de lideresas que naturalmente deberían tener”, afirmó la defensora general Stella Maris Martínez durante la presentación que fue realizada el pasado lunes; y contó con la participación de Dora Barrancos; Corina Rodríguez Enríquez, y Raquel Asensio, coordinadora de la Comisión sobre Temáticas de Género de la Defensoría.

El estudio analiza no sólo la conformación del organismo sino también las características y barreras de género en la composición de los jurados de los concursos y en la instancia política del trámite, en la que el Poder Ejecutivo y el Senado de la Nación designan al o la candidata que ocupará el cargo. Esa información se complementó con una encuesta a las abogadas y los abogados de la institución que incluyó indagaciones sobre clima laboral, uso del tiempo (trabajo doméstico no remunerado) y las aspiraciones y límites profesionales de mujeres y hombres dentro del ministerio Público de la Defensa.

Siguiendo con los datos, como se mencionó antes, las mujeres aunque configuran el 58% del total de integrantes del ministerio público de la Defensa solo ocupan el 37% de cargos de magistrados/as, el 56% de cargos de funcionarios/as y el 44% de personal de servicios auxiliares (ordenanzas). Es decir que “la mayor cantidad de mujeres son empleadas del agrupamiento técnico-administrativo (66%)”.

“Los datos sugieren dificultades para el acceso a los cargos jerárquicos por parte de las mujeres, porque decrece el porcentaje de mujeres a medida que se avanza en la carrera (segregación vertical). También, su exclusión de ciertos espacios (segregación horizontal). De los 186 cargos de defensores/as ocupados, la mayor brecha de género se encuentra en puestos de magistradas del fuero federal”, explica el informe.

Esto mismo dejó expuesto durante la presentación Martínez al señalar que el 79% de las ternas remitidas al Poder Ejecutivo Nacional para que se designen defensoras/es, tenían en su composición a una mujer; sin embargo, se redujo sustancialmente el número de mujeres designadas. Y propuso que “el presidente dicte un decreto autolimitándose y que establezca que se va a evaluar la cantidad de mujeres y hombres que hay en cada uno de los estamentos de la administración de justicia en la jurisdicción para la que se concursa, antes de hacer su propuesta de designación”.

En las encuestas realizadas a los y las integrantes se incluyó una de auto percepción a las mujeres para poder detectar los motivos por los cuales se presentan menos mujeres a los concursos. “Las mujeres siguen siendo las principales responsables de las tareas domésticas y de cuidado de personas, que la maternidad afectó su desarrollo profesional, y que, al disponer de menor cantidad de tiempo, cuentan con menos posibilidades de acceder a créditos académicos que son valorados en los trámites de concursos”, especifica el informe.

En la presentación Dora Barrancos planteó que para poder “subsanar” la diferencia en los cargos jerárquicos podría implementarse un aumento de jurados integrados por mujeres: “que haya jurados integrados por más mujeres, sobre todo los que tienen que ver con penal, federal y segunda instancia. Ahí hay que saturarlos con mujeres” y añadió que “para medir los antecedentes (…) también hay que tener perspectiva de género: hombres y mujeres tienen distintas condiciones de posibilidad y se debe ponderar a partir de esa desigualdad. Nuestras evaluaciones son altamente irracionales, porque se termina ponderando como iguales cosas o situaciones que no lo son”.

Los datos relevados permiten dar cuenta de “la necesidad de implementar mecanismos correctivos para favorecer una mayor participación de mujeres en los concursos, eliminar sesgos de género durante el trámite y promover la designación de mayor cantidad de mujeres como defensoras”, explica el informe y señala que también hay una “falta de incorporación al MPD de personas travestis, trans y transgénero, con independencia del cargo”.“El miedo a participar de concursos se vence con la práctica, lo importante es no abandonar la lucha y estar decididas a ocupar los espacios que todas nos merecemos”, concluyó Stella Martinez.

La entrada “Las estructuras de poder están preparadas para que los roles dominantes los desarrollen los hombres” se publicó primero en Tiempo Judicial.

Fuente: http://tiempojudicial.com/2021/10/13/las-estructuras-de-poder-estan-preparadas-para-que-los-roles-dominantes-los-desarrollen-los-hombres/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=las-estructuras-de-poder-estan-preparadas-para-que-los-roles-dominantes-los-desarrollen-los-hombres

continuar leyendo