La UFI-ARM advierte sobre la importancia de reforzar la regulación del nitrato de amonio

La Unidad Fiscal Especializada en la Investigación de Ilícitos relacionados con Armas de Fuego, Explosivos y demás Materiales Controlados (UFI-ARM), cuyo titular es el fiscal federal Jorge Di Lello, elaboró un documento sobre la regulación del nitrato de amonio en el marco de la denuncia anónima recibida en la embajada Argentina en el Reino Unido, el pasado 15 de noviembre, que alertó sobre el posible ingreso al país, proveniente de la República de Paraguay, del componente explosivo. La causa tramita ante el Juzgado Federal N°5, a cargo de María Eugenia Capuchetti, e interviene la Fiscalía Federal N°3, de Eduardo Taiano.

En su informe, la UFI-ARM recuerda la explosión ocurrida en Beirut causada por 2750 toneladas de nitrato de amonio que llevaban seis años almacenadas en el puerto de la capital del Líbano, sin las medidas de seguridad adecuadas.

Al inicio del texto, la unidad advierte que en Argentina el control sobre el nitrato de amonio no fue siempre estricto. Hoy se encuentra establecido en el decreto 302/83, que le devuelve el carácter de explosivo, Clase B-4, en cualquier tipo de composición. Y con ello, la regulación de todas las actividades relacionadas con su tenencia, desde el ingreso de la sustancia al país hasta su destino final, depósito y tránsito. La incorporación del componente en la legislación argentina surgió del asesoramiento de la unidad especial del MPF al ex Registro Nacional de Armas (RENAR), actualmente Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMAC).

En un apartado del documento, el fiscal Di Lello remarcó que en 1996, a dos años del ataque contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994, que provocó la muerte de 85 víctimas, “la Dirección General de Fabricaciones Militares (DGFM) que tenía por entonces a su cargo la fiscalización y supervisión de pólvoras, explosivos y afines, había excluido de la consideración como explosivo al nitrato de amonio con un máximo de dos décimas por ciento (0,2 por ciento) de materias combustibles. En consecuencia, no existía control por parte de autoridad idónea en la materia respecto de la importación como de la exportación, adquisición, utilización y depósito.

Hacia el final del documento, y a modo de conclusión, el representante del MPF remarcó la importancia de reforzar continuamente los requisitos para la importación y exportación del nitrato de amonio, incluidos aquellos referidos a la habilitación de las terminales portuarias y aduanas y condiciones de seguridad.

¿Cuándo se creó la UFI-ARM?

La Unidad Fiscal Especializada en la Investigación de Ilícitos relacionados con Armas de Fuego, Explosivos y demás Materiales Controlados se creó en 2005 en el ámbito de la Procuración General de la Nación y se ocupa de la presentación y el seguimiento de las denuncias penales correspondientes de todas aquellas acciones u omisiones, fueran de particulares o de funcionarios públicos, que estuvieran relacionadas con las actividades reguladas por la Ley Nacional de Armas y Explosivos N° 20.429 y sus reglamentaciones.

Además, promueve la actuación de la justicia en defensa de la legalidad y los intereses generales de la sociedad; en especial, vela por la efectiva vigencia de la Constitución Nacional y los instrumentos internacionales de derechos humanos en los que la República sea parte y en los que estén involucrados peligros para la seguridad pública.

Dentro de sus funciones, se encuentra también asesorar a la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMAC) para la implementación de políticas o programas preventivos correspondientes a las actividades de capacitación y especialización de funcionarios y empleados, así como en la implementación de políticas y programas preventivos de ilícitos.

Para conocer más de la unidad especializada: https://www.mpf.gob.ar/ufirenar/

Fuente: https://www.fiscales.gob.ar/fiscalias/la-ufi-arm-advierte-sobre-la-importancia-de-reforzar-la-regulacion-del-nitrato-de-amonio/
Compartir

continuar leyendo