Autorizan a Schiaretti a emitir bonos por $9 mil millones y descomprimen tensión con contratistas

La Nación avaló el instrumento. Será para pagar deuda. Los títulos son a 36 meses y convalidarán tasa Badlar. Se podrán negociar en el mercado secundario. Sin margen para abonar en efectivo, son la única opción para que las empresas. Llaryora ya pagó $160 millones con títulos. Sin embargo, aún no se negociaron en el mercado secundario.

El Gobierno de Córdoba quedó autorizado a emitir bonos por 9 mil millones de pesos destinados al pago de deudas con proveedores y contratistas y de esta manera descomprimió un frente de tensión con esos acreedores que no venían cobrando sus prestaciones pero tampoco obtenían tenían respuesta sobre la recepción de esos instrumentos.

La habilitación se conoció dos meses después que el gobernador Juan Schiaretti anunciara la decisión de pagar con títulos la deuda que mantenía con proveedores y contratistas.

La estrategia se anunció prácticamente al mismo tiempo que el intendente Martín Llaryora activó la misma herramienta. Sin embargo, la Municipalidad de Córdoba pudo avanzar con la emisión de 2 mil millones de pesos de títulos y de hecho ya acordó con numerosos acreedores la recepción de esos bonos. Pero la Provincia no pudo avanzar porque necesitaba el aval de la Nación.

En ese contexto, la inquietud de proveedores y contratistas de la Provincia era creciente. Es que, por la estrechez financiera del Tesoro, no cobraban en efectivo. Pero tampoco recibían los bonos prometidos.

Ahora, a partir de la autorización de la Nación, los títulos estarían operativos ya desde la semana próxima, según admitieron a Comercio y Justicia fuentes al tanto del instrumento.

Por lo pronto, la Provincia deberá arbitrar resoluciones específicas y que el Mercado de Valores habilite el funcionamiento de la operatoria.

La idea es que ya la semana próxima se comience a acordar con los diferentes acreedores la recepción del bono.

Por lo demás, el aval de la Nación, supone una nueva presión para el Gobierno de Córdoba respecto al alineamiento que deberá mostrar con relación al Gobierno nacional.

Nadie lo va a mencionar de esa manera. Pero está claro que cada uno de los auxilios financieros vía Aportes del Tesoro Nacional (ATN) o el demorado crédito del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial (FFDP) que Córdoba recibirá en las próximas horas, se traducirán en un compromiso con relación a decisiones que tome la administración de Alberto Fernández, por ejemplo ahora con la inminente discusión en el Congreso de la expropiación de la empresa Vicentin.

Los bonos

Por lo demás, la decisión de la Nación autoriza a la Provincia de Córdoba a “emitir títulos de la deuda en el marco del Programa Global de Emisión de Títulos de Deuda denominado “Títulos de Deuda para la Cancelación de Deudas con Contratistas y Proveedores del Estado” por un monto en circulación de valor nominal pesos nueve mil millones (VN $ 9.000.000.000) con destino a atender obligaciones de pago de la provincia con proveedores y contratistas”.

Los bonos, tal como se informó oportunamente, tendrán una “unidad mínima de negociación de 50 mil pesos”.

El plazo de los títulos será de 36 meses, con un período de gracia de 18 meses e incluirá un sistema de amortización que, en el caso del capital será semestral y dividido en cuatro cuotas iguales equivalentes al 25 por ciento del capital, “pagaderas en los meses dieciocho , veinticuatro, treinta y treinta y seis, considerados desde la fecha de emisión”.

Respecto a los intereses, se devengarán y pagarán de manera trimestral.

“El capital no amortizado de los títulos de deuda devengará intereses desde la fecha de emisión (inclusive) hasta la fecha en que el capital sea totalmente amortizado (exclusive)”, señala el instrumento.

En tanto, la tasa de interés será la que fija el Banco Central “para los depósitos a plazo fijo de treinta (30) a treinta y cinco (35) días, de montos mayores o iguales a pesos un millón (Badlar) para imposiciones en bancos privados”.

De hecho, hoy esa tasa se ubica en 29,88 por ciento, según datos del Banco Central de ayer.

Por lo demás, los títulos serán “transmisibles bajo el “Régimen de Compra de Títulos Valores Privados”, dentro del sistema de depósito colectivo”.

En tanto, “podrán rescatarse antes de su vencimiento a opción y criterio de la provincia”.

Los bonos se regirán bajo ley Argentina, según se aclara.

La intención de la Provincia es que el título pueda negociarse de tal forma que los beneficiarios, o eventualmente otros interesados, puedan cancelar deuda tributaria o no tributaria que se estima supera los 35 mil millones de pesos. 

Para ese fin, la Provincia tomó contacto con los diferentes actores para que el bono pueda tener un movimiento ágil y cuya cotización, en función de las posibilidades de uso, tenga una valuación cercana a la par.

De todas formas, esa pretensión recién se verá una vez que el título se negocie en el Mercado de Valores.

Bonos de Llaryora

En relación a los bonos emitidos por la Municipalidad de Córdoba, este medio pudo saber que hasta ahora se han entregado unos 160 millones de pesos de los 2 mil millones de pesos que la comuna quedó autorizada a colocar.

En tanto, y según trascendió, aún no hubo negociaciones de esos títulos en el mercado secundario. De esta forma, todavía no puede conocerse cuál es el valor de canje de los bonos en la negociación en el Mercado de Valores.

Propuesta por la deuda

En otro orden, desde el Gobierno de Córdoba negaron que la propuesta de reestructuración de deuda que presentará la administración de Juan Schiaretti incluya el reconocimiento pleno de capital con reperfilamiento de intereses.

Esa versión apareció ayer en una información difundida por la agencia de noticias Bloomberg. La negociación del pasivo de Córdoba está en marcha y se activará luego de que la Nación finalice el proceso en marcha con los bonistas bajo legislación extranjera.

Fuente: https://comercioyjusticia.info/blog/economia/autorizan-a-schiaretti-a-emitir-bonos-por-9-mil-millones-y-descomprimen-tension-con-contratistas/
Compartir