Acuerdo solidario, plan contra el hambre, créditos y obra pública

El Presidente de la Nación expresó que recibe un país “frágil, postrado y lastimado”, como producto de “esta aventura que propició la fuga de capitales, destruyó la industria y abrumó a las familias argentinas”. Adelantó algunas medidas

Luego de jurar como presidente de la Nación y recibir los atributos de mando del saliente Mauricio Macri, en su primer discurso oficial, Alberto Fernández marcó los lineamientos económicos de su gestión y detalló algunas de las medidas que se pondrán en marcha en los próximos días, entre las que mencionó un acuerdo social solidario, un plan contra el hambre, créditos masivos a tasas bajas y la promoción de la obra pública.
“Vengo a convocar a la unidad de toda Argentina en pos de la construcción de un nuevo contrato de ciudadanía social que sea fraterno y solidario”, comenzó Fernández para luego agregar: “En esta emergencia social, es tiempo de comenzar por los últimos, para después poder llegar a todos”.

“Más de 15 millones de personas sufren de inseguridad alimentaria en un país que es uno de los mayores productores de alimentos del mundo. Necesitamos poner un freno a esta catástrofe social. Sin pan no hay presente ni futuro, no hay democracia ni libertad”, dijo. Seguidamente, detalló que la primera reunión oficial de Gobierno será para avanzar en un proyecto que ya tuvo un primer encuentro del cual participaron referentes de la sociedad civil: el Plan Integral Argentina contra el Hambre.
También se refirió a la situación de las pymes, de las que dijo que requieren “un alivio fiscal y estímulos apropiados. La capacidad ociosa de nuestras fábricas, industrias y comercios también constituye un despilfarro de energías productivas”.
“Por eso vamos a implementar un sistema masivo de créditos no bancarios que brinde préstamos a tasas bajas”, expresó sin dar mayores precisiones. Adelantó que se pondrán en marcha acciones que faciliten que “los titulares del salario social complementario puedan insertarse en el mundo laboral” y habrá becas para garantizar el acceso al primer empleo.

Herencia
“Recibimos un país frágil, postrado y lastimado”, dijo Fernández para dar detalle de la herencia que reciben de manos de la gestión de Macri.
“La inflación que tenemos es la más alta de los último 28 años. La tasa de desocupación es la más alta desde 2006. El valor del dólar pasó de $9 a $63 en cuatro años. El PBI de 2019 es el más bajo de la última década. La pobreza está en los valores más altos desde 2008”, relató.
“La economía y el tejido social hoy están en estado de extrema fragilidad, como producto de esta aventura que propició la fuga de capitales, destruyó la industria y abrumó a las familias argentinas”, expresó para adelantar que no dará tratamiento parlamentario al Presupuesto Nacional proyectado por Macri. “Sus números no reflejan la realidad, ni los compromisos de deuda asumidos”, dijo.
Aseguró que la deuda externa en relación al PBI está “en su peor momento desde 2004” y agregó: “Necesitamos salir de la lógica de más ajuste, más recesión y más deuda. El gobierno que acaba de terminar ha dejado al país en un virtual default”. Aseguró que encarará la refinanciación.

Plan de obras
Otra de los anuncios fue la puesta en marcha de un Plan de Reactivación de Obras Públicas, para el que garantizó “la absoluta transparencia en la administración” de los fondos. “Los ciudadanos podrán acceder a la información sobre el proyecto, los costos, el proceso de licitación, avances y denunciar irregularidades”, dijo.
Finalmente dijo: “Cuando mi mandato concluya, la democracia argentina estará cumpliendo 40 años. Ese día quisiera poder demostrar que Raúl Alfonsín tenía razón: con la democracia se cura, se educa y se come”.

Fuente: https://comercioyjusticia.info/blog/informacion-general/acuerdo-solidario-plan-contra-el-hambre-creditos-y-obra-publica/
Compartir