A tres años de la tragedia de Time Warp, ¿cómo sigue la causa?

El 15 de abril de 2016, cinco jóvenes murieron y otros quedaron heridos en la una fiesta electrónica en Costa Salguero. Por el momento, la causa está “suspendida” hasta que se hagan las “contrapruebas toxicológicas de los cuerpos de las víctimas” que está llevando adelante Prefectura. Los acusados están libres.

 

A tres años de la tragedia en la Time Warp, la fiesta electrónica que terminó con cinco jóvenes muertos y otros tantos heridos la causa está parada y sin respuestas para las familias que buscan justicia.

Si bien la causa llegó a tener cuatro organizadores presos, tres prófugos y más de 30 funcionarios del Gobierno porteño y la Prefectura procesados, los presos fueron liberados, el fiscal y el juez apartados de la investigación, se duda de las autopsias y el juicio está lejos de arrancar.

Es que, en diciembre de 2018, el juez Marcelo Martínez de Giorgi dio por cerrada una primera parte de la etapa de instrucción en una investigación que lleva más de dos años y medio por falta de evidencias claves. En aquella oportunidad, el juez dispuso que no fueran a juicio los presuntos organizadores del evento en el que murieron Bruno Boni, Andrés Valdez, Francisco Bertotti, Nicolás Becerra y Martín Bazzano.

Las víctimas

Según las primeras autopsias que trascendieron por fuentes judiciales, Becerra de 25 años y Bertotti de 21 murieron por “edema pulmonar y paro cardiorrespiratorio”. Boni, de 20 años, murió camino al Hospital Rivadavia. Mientras que en el Hospital Fernández, fueron infructuosos los esfuerzos para salvarles la vida a Bazano (de nacionalidad uruguaya) y Valdez, ambos de 22, quienes murieron en el centro asistencial.

Mirá el especial del Time Warp en Será Justicia

Tanto el abogado Víctor Stinfale como el empresario Walter Santangello y los empleados de la productora Dell S.A. Adrian Conci, Carlos Penisse y Carlos Garat esperan por una “contraprueba” en el examen toxicológico de los fallecidos.

En septiembre de 2018 la diputada Elisa Carrió presentó una denuncia contra la Morgue Judicial de la Corte Suprema por irregularidades en las autopsias de los jóvenes que murieron en la trágica fiesta. Familiares de las víctimas se mostraron en contra de esa medida. Laura Orellano, madre de una de las víctimas y querellante en la causa señaló: “Nos oponemos a que la causa vaya a juicio antes de que se termine toda la instrucción. Estamos muy decepcionados con todo esto, siempre terminamos suplicando que se hagan bien las cosas para encontrar justicia”.

¿Cómo sigue la causa?

Al cumplirse un nuevo aniversario, familiares de sobrevivientes agradecen que su hijo esté bien. “Damián está sano recuperado y sin ninguna secuela a Dios gracias”, señaló Carlos Sedillán y al mismo tiempo remarcó junto a su esposa Sandra que todavía no hay novedades de cómo avanza la causa: “No sabemos nada de cómo sigue. Nadie volvió a comunicarse con nosotros desde el juzgado”.

En declaraciones exclusivas a SeráJusticia.net, la abogada que representa a una de las querellas confirmó que la causa principal está “suspendida” por el momento hasta que se hagan y se den a conocer los resultados de las “contrapruebas toxicológicas de los cuerpos de los fallecidos” que está llevando delante Prefectura.

En cuanto a los organizadores, si bien están libres, “todos los meses tienen que dar cuenta de que están a derecho, pero para ellos tampoco está terminada la causa”.

Repercusiones y controles post fiesta Time Warp

Por su parte, Nilda Gómez presidenta de la ONG Familias por la Vida, creada tras la masacre de Cromañón donde su hijo Mariano Alexis Benítez murió junto a otras 193 personas, señaló que desde entonces hubo un gran avance en los controles de seguridad en los boliches: “Son muchísimos. Si bien fue lento, fue continuo y se fue logrando a partir de los proyectos de leyes que se fueron presentando en la legislatura y muchos municipios”, reconoció en diálogo con el portal.

“Los convenios que se firmaron son no solo para el control nocturno sino para todo el ámbito de la diversión donde se pueden hacer denuncias para que los padres y los chicos o vecinos puedan llamar y denunciar cualquier tipo de irregularidad”, agregó Nilda Gómez, y destacó que el avance en leyes y decretos para darles más seguridad a las fiestas debe basarse en “la prevención” y no en la “prohibición”.

La presidenta de la ONG Familias por la Vida remarcó que, si bien no puede haber una ley nacional, se puede fomentar desde cada municipio y provincia que entiendan las normativas de cada lugar. En Buenos Aires solo cuentan con Quilmes, José C. Paz, Morón, además de Capital Federal. Pero en el interior, también se suman Misiones, San Luis, Jujuy, Chubut, Corrientes, Santa Fe y Córdoba. “Esto genera una toma de conciencia donde se entiende que la diversión es un derecho”, explica Nilda Gómez.

La opinión de especialistas

La fiscal Mónica Cuñarro, especialista en lucha contra narcotráfico y profesora de la UBA, explicó: “Tras lo ocurrido en la fiesta electrónica vemos que salvo excepciones no hay campañas oficiales para prevenir de las sustancias químicas y tampoco se han aumentado los recursos en materia de salud o prevención para reducir las consecuencias adversas como parte de mejoramiento de calidad de vida“.

Consultada sobre si existen lugares para que los chicos puedan averiguar sobre los componentes de las drogas, la fiscal señaló: “Al ser difícil saber los componentes de estas sustancias, la importancia de los controles tiene que ser fundamental”. Por tal motivo destacó: “Debe ser controlado por parte de las autoridades administrativas en conjunto con las autoridades en materia de salud”.

Fuente: http://www.serajusticia.net/a-tres-anos-del-time-warp-como-continua-la-causa/
Compartir

Te puede interesar:

continuar leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *